Mis amigos


Autorretrato en tres colores
mB
Alejandro Forero
The open list
El tatuaje falso
Hesitant Aranta
Nimie...dad
Aquí y ahora
Doblepensar
Twisted Reality
Bluelephant´s ballad
Leda and the swan
Sub-realidades
El resto es selva
Algunas cosas de muchas otras
BE ORAL
Kaleth´s sound of love



 



 
En archivo

<< current

Das Michín Review
 
lunes, junio 13, 2005  
Bueno, est� bien. Mi vida es m�s f�cil, m�s sencilla, m�s feliz, seguramente porque me emocionan hasta las l�grimas el 99% de las pel�culas que veo y el 99,57% de los libros que leo, porque soy hincha de la mechita y porque Luc�a me quiere. Adem�s, como dice Javier, me gusta mirar la lluvia desde la ventana y en bogot� llueve bastante (�se imagina si viviera en Lima?). El fr�o, bueno, ya es otra cosa. Y el calor tambi�n. Y a veces me acuerdo de mi gato y me da tristeza, y lo veo mir�ndome con odio en sus ojos grandotes, decepcionado, luchando por lo que el cre�a que era su vida, pero que en verdad no le pertenece, ni siquiera ahora, como no me pertenece a m� mi vida tampoco, untada de tantas cosas que no se quitan, de escenas, de melod�as, de nada. Mi gato se fue, se reir�an de su nombre, o se molestar�an como Luc�a, o se decepcionar�an o se alegrar�an. No lo s�. Ya no lo s�

Permalink 12:51 p. m.



viernes, junio 03, 2005
 

Imagen


Quisiera pintar una imagen. Un lago grande, muy ancho, en el que apenas pudiera intuirse la otra orilla por algunos pocos �rboles. Ning�n reflejo, una l�mina de niebla que no me permitiera verme, que no me obligara a verme. Ni siquiera la posibilidad de entrar en el agua y sentir el fr�o. Un abismo, mejor. Como siempre. La isla infinta de la que quer�a escribir alguna vez, pensando en algo m�s escrito por alguien m�s. La vida se le cae a uno a pedacitos, como peque�os terrones que se dejan caer al abismo por el peso insoportable de mis zapatos rojos que quisieran tambi�n irse con ellos. Pero ya no puedo entrar al abismo, ni sentir el fr�o, ni sumergirme en �l. La vida en el vac�o es, entonces, s�lo una ilusi�n, uno de los pocos sue�os que tuve anoche, incre�bles, ignorantes.

Me ve y me siente pat�tico, mirando hacia abajo, abatido, en vez de levantar la cabeza. Otros pueden sentir m�s mi fracaso como si fuera de ellos, y el mundo se les hace m�s comprensible: yo, aqu�, el lago-abismo que no tiene siquiera sonido, terriblemente parecido a un cuadro de Bob Ross que ya no quiero pintar, pat�tico, simple, totalmente vaciado de belleza. Mi imagen se deshace poco a poco sin haber existido nunca, como el sue�o que apenas se descuelga del techo para caer sobre m� mientras alguien me despierta gritando. No, no fue gol. La pr�xima vez. La pr�xima vez, tal vez, habr�a podido escribir algo; hoy no quiero, no puedo.

Permalink 12:16 a. m.



 
This page is powered by 

Blogger. Weblog Commenting by 

HaloScan.com