Mis amigos


Autorretrato en tres colores
mB
Alejandro Forero
The open list
El tatuaje falso
Hesitant Aranta
Nimie...dad
Aquí y ahora
Doblepensar
Twisted Reality
Bluelephant´s ballad
Leda and the swan
Sub-realidades
El resto es selva
Algunas cosas de muchas otras
BE ORAL
Kaleth´s sound of love



 



 
En archivo

<< current

Das Michín Review
 
miércoles, abril 27, 2005  
Andrea se sienta a veces a mi lado en clase de alem�n. S� realmente muy poco sobre ella, entre otras cosas, que a pesar de estudiar literatura parece negarse a utilizar para leer unas gafas que claramente necesita. La veo escribir con tintas de colores muy vivos, con grandes espacios entre letras y palabras; conmovido, alegre realmente, la veo acercarse mucho al papel cuando lee con una mueca un poco c�mica. Me pregunto por qu� no acerca el libro a los ojos en vez de bajar tanto la cabeza sobre la mesa. Tengo la impresi�n de que se apena un poco de su miop�a y tal vez por eso no lleva nunca gafas. A veces se queda mirando al tablero, desde muy lejos, imaginando seguramente mucho de lo que (no) ve y luego escribe tambi�n con letras grandes algo que ella misma ha creado, un nuevo idioma con ortograf�a y sintaxis extraterrestres.

Me gusta esa idea, cerrar un poco los ojos e imaginar qu� sucede, escribir sobre ello. Comprar un cuaderno grande, estudiar y escribir literatura que yo mismo imagino. Me cae bien Andrea, creo. No s� si la vuelva a ver.

Permalink 10:47 p. m.



jueves, abril 21, 2005
 

La tiran�a del (posible) lector


Siguiendo la tradici�n (bah, copi�ndome vilmente de un se�or o se�ora, Omegar, Javier y no s� qui�n m�s) he decidido someterme a la tiran�a del (posible) lector, no s� bien por qu� raz�n. Me comprometo muy formalmente a escribir alguna cosa sobre los 5 primeros temas que sean propuestos por cualquiera aqu� abajito (donde dice "Comentarios").

Vamos a ver c�mo sale la cosa. Supongo que depende de ustedes que resulte interesante.

Permalink 5:14 p. m.



lunes, abril 18, 2005
 

Fr�o


Hace mucho fr�o. Estar perdido en un bosque de niebla debe ser una sensaci�n parecida a la de caminar sobre las nubes, salvo por la luz, que tan poco bien nos hace. El fr�o se parece, se cuela por los diminutos poros de la ropa con una sensaci�n h�meda, como una delgada capa de hielo que fuera aplicada sobre la piel con una delicada brocha, simplemente para difuminarla de forma homog�nea. Este fr�o, y el temor que viene con �l, resultan a veces m�s devastadores que el resto de cosas terribles del mundo, que, sin embargo, parecen acrecentarse con su presencia. Poco a poco me quedo entumecido, inm�vil frente a cualquiere est�mulo del mundo. Poco a poco se petrifica este �nico gesto que puede hacer mi cara, una mueca horrible que no lo parece por lo tenue de las facciones. Una mueca que podr�a permanecer desapercibida, incluso para m�.

Dolor. Como un tumor que expande sus tent�culos poco a poco, que renace en alguna parte distinta del cuerpo y reproduce su miseria sin fin, despacio, invisible; el fr�o que se cuela por la ropa, por una peque�a rendija.

Permalink 12:55 p. m.



 
This page is powered by 

Blogger. Weblog Commenting by 

HaloScan.com